Conclusiones del 4º Congreso Nacional de RSE

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Descargar las conclusiones en PDFDescargar PDF

1.- La RSE se ha consolidado en los últimos 10 años como una estrategia fundamental de desarrollo sostenible de las grandes empresas y de las PYMEs  y al mismo tiempo también de desarrollo armónico del territorio. A pesar de ello, es necesario hacer un análisis crítico de qué se está haciendo bien y qué puede ser mejorado en las memorias de sostenibilidad de las empresas.

2.- La RSE debe servir como palanca de cambio tanto dentro de las organizaciones como a nivel social, conduciendo a empresas y entidades a asumir normas de actuación que estén basadas en buscar la transparencia, la confianza y la credibilidad de sus grupos de interés.

3.- La implantación de forma generalizada de estrategias socialmente responsables por parte de las empresas y estructuras sociales constituye la clave para el cambio de modelo social y económico que los ciudadanos están pidiendo.

4.- La RSE debe aplicarse, desarrollarse e implantarse de forma transversal dentro de la empresa en todas sus estructuras y departamentos y dentro de la sociedad en todo tipo de organizaciones.

5.- Las políticas y estrategias realmente eficaces en RSE son aquellas que están en relación directa con las personas. Es necesario desarrollar modelos de medición de su impacto mediante indicadores adecuados y enfocados hacia la calidad de vida y felicidad de las personas.

6.- La RSE, impulsada por las Administraciones Públicas, debe estar presente de forma uniforme y transversal en todo el territorio, independientemente del tamaño de los núcleos urbanos o industriales.

7.- La RSE debe tener una clara influencia en el desarrollo sostenible del entorno. Las asociaciones de PYMEs en torno a proyectos de RSE pueden ser un buen mecanismo de promocionar la implantación de estrategias de Responsabilidad Social en las PYMEs alejadas de grandes núcleos industriales.

8.- El desarrollo territorial debe hacerse con criterios de responsabilidad social, tanto en las zonas más pobladas como en las menos pobladas. Este desarrollo territorial sostenible debe contribuir a disminuir las desigualdades entre áreas geográficas y económicas.

9.- El desarrollo armónico y solidario del territorio debe dar como resultado el impulso y la consolidación de la economía sostenible. Territorio socialmente responsable es el que tiene una ciudadanía corresponsable con unos valores comunes. Para lograrlo, tiene un papel esencial la educación desde la infancia y la formación de los ciudadanos.

10.- La gestión de la diversidad es una clara estrategia de responsabilidad social y debe ser potenciada y fomentada comenzando desde el ámbito local.

11.- Las entidades cuyo objeto social es la prestación de servicio sin ánimo de lucro, como es el caso de las Administraciones Públicas, los sindicatos y las ONGs, deben tener como objetivo fundamental dentro de su “plan de negocio” la creación de riqueza social.

12.- Los consumidores deben jugar un papel proactivo, a través del consumo responsable, que marque la diferencia entre empresas con comportamientos socialmente responsables y aquellas carentes de pautas éticas y de responsabilidad social.

13.- La RSE debe aportar un valor añadido a las empresas, a  través del reconocimiento de los consumidores y usuarios así como de las Administraciones Públicas.

14.- La ley de contratos del sector público debe considerar la RSE  como uno de los factores a valorar en la adjudicación de contratos.

15.- La Administración Pública debe ejercer un papel ejemplarizante en la práctica de la RSE. Trabaja por y para los ciudadanos. Sus grandes grupos de interés son los ciudadanos y sus propios empleados.

16.- Es fundamental comunicar y transmitir las buenas prácticas en RSE desde la experiencia, utilizando las nuevas tecnologías pero manteniendo la perspectiva de las personas.

17.- Los encuentros de profesionales y representantes de empresas para compartir experiencias pueden ser una excelente vía de divulgar modelos de buenas prácticas en RSE.

18.- Las entidades con capacidad de llegar a grandes grupos o de formar opinión, como son los medios de comunicación o las universidades, deben jugar un papel destacado en la difusión e implantación en la población general de los conceptos que sustentan la RSE.

19.- Las nuevas tecnologías (TIC) pueden servir de catalizador del cambio. Pueden ayudar a una mayor transparencia de las organizaciones y al mismo tiempo servir de herramienta de desarrollo de las zonas menos pobladas y alejadas de los núcleos industriales.

Comments are closed